Emoción por indulto de Obama al prisionero político López Rivera

PL

Los puertorriqueños experimentan una profunda emoción desde que se conoció que el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, indultó al prisionero político Oscar López Rivera, de 74 años de edad.

En distintas esferas políticas y sociales hubo expresiones de alegría que crecieron como una ola luego de conocerse que el combatiente puertorriqueño finalmente saldrá de prisión después de 35 años encarcelado por conspiración sediciosa.

‘El legado de Obama para Puerto Rico no puede ser la ley Promesa, que impone una junta de control fiscal al gobierno’, expresó en la víspera la alcaldesa de San Juan, Carmen Yulín Cruz Soto, mientras participaban en una manifestación por el indulto de López Rivera.

La excarcelación de López Rivera se hará efectiva el próximo 17 de mayo y está dentro de otras penas conmutadas a presos estadounidenses, a tres días de que finalice el mandato de Obama.

El combatiente boricua fue condenado en 1981 a 55 años de confinamiento por conspiración sediciosa para derrocar al gobierno de Estados Unidos en Puerto Rico y en 1991 a otros 15 años de prisión por un alegado intento de fuga.

De esa condena, que lo convierte en el preso político más antiguo del hemisferio, tras su lucha por la independencia de Puerto Rico, 12 años los pasó en confinamiento solitario, sin contacto de ninguna naturaleza con familiares ni amigos.

‘Estamos jubilosos por el gran acto de justicia que representa la excarcelación de Oscar y agradecidos de tanta gente de todos los partidos, de todas las ideologías, de todas las latitudes, que fueron parte de este esfuerzo’, señaló la vicepresidenta del Partido Independentista Puertorriqueño (PIP), María de Lourdes Santiago.

La exsenadora consideró que López Rivera es un espíritu superior: más de tres décadas de cárcel, en condiciones terribles, incluyendo 12 años en aislamiento, nunca lo vencieron, nunca hicieron mella en su aspiración de ver a Puerto Rico independiente y siempre fue tan libre como si caminara las calles de su Patria.

El indulto de López Rivera se da luego de una intensa campaña para pedir por la liberación del boricua, las que se intensificó el año pasado y en 2017.

Precisamente, el lunes la Coalición Ecuménica e Interrreligiosa de Puerto Rico, a la que pertenecen los principales jerarcas religiosos, incluido el arzobispo metropolitano de San Juan, Roberto González Nieves, se manifestaron en el Viejo San Juan n reclamo a Obama del indulto al prisionero político boricua.

La familia de López Rivera, confinado en la cárcel de Tere Haute, en Indiana, temía que el presidente electo Donald Trump fuera insensible ante la petición, lo que prácticamente hacía imposible que fuera liberado durante su término, que concluye en 2020.

López Rivera, un veterano de la guerra de Vietnam condecorado con la medalla de bronce al valor, estaba preso por actuaciones que no están vinculadas a actos de violencia y ya había cumplido más tiempo en la cárcel que el fallecido líder sudafricano Nelson Mandela, quien pasó 27 años tras las rejas por su lucha contra el apartheid.

El luchador independentista puertorriqueño despertó un amplio reclamo a favor de su libertad entre sus compatriotas de diversas ideologías políticas, en los propios Estados Unidos y en el plano internacional.

Desde premios Nobel como el arzobispo Desmond Tutu, la guatemalteca Rigoberta Menchú o el argentino Adolfo Pérez Esquivel hasta artistas como Ricky Martín o el expresidente estadounidense James E. Carter habían pedido la excarcelación del independentista puertorriqueño.

Políticos de diversas tendencias ideológicas en Puerto Rico, incluido el gobernador Ricardo Rosselló Nevares, del Partido Nuevo Progresista, y su predecesor Alejandro García Padilla, del Partido Popular Democrático, había reclamado el indulto para López Rivera.

Antes de la acción tomada por el presidente Obama, a tres días de terminar su mandato, más de cien mil personas habían firmado una petición para que se atendiese el caso del prisionero político boricua, quien finalmente será excarcelado dentro de cuatro meses.

El indulto de López Rivera se dio junto con el de Chelsea Manning, sentenciada a 35 años en 2013, por proveer a WikiLeaks archivos secretos gubernamentales estadounidenses.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Causas justas. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s