¡FIDEL, FIDEL, HASTA LA VICTORIA SIEMPRE! #HastaSiempreComandante #TributoaFidel

Siempre con Cuba – ACN

El multitudinario acto de los santiagueros para despedir al Comandante en Jefe Fidel Castro expresando dolor y reafirmación revolucionaria, finalizó con las palabras del General de Ejército Raúl Castro, presidente cubano, quien exclamó con fuerza y emoción ¡Fidel, Fidel, hasta la victoria siempre! La impresionante concentración popular repetía ¡Fidel! ¡Fidel!, ¡Yo soy Fidel!, ¡Fidel es Cuba entera, Fidel es la bandera!, ¡Fidel es Raúl!. El mar de pueblo abrazó a su líder histórico y sus ideas, sembradas en sus raíces y futuro eternamente. Raúl explicó que este domingo las cenizas de Fidel serán depositadas en sencilla ceremonia en el cementerio Santa Ifigenia.

Las cenizas de Fidel serán depositadas muy cerca del Mausoleo de José Martí, de sus compañeros de lucha en el Moncada, el Granma y el Ejército Rebelde, de la clandestinidad y las misiones internacionalistas. A pocos pasos de las tumbas de Carlos Manuel de Céspedes, el Padre de la Patria, y de la legendaria Mariana Grajales, madre de los Maceo y de los cubanos y cubanas, dijo Raúl.

Con la exclamación ¡Fidel, Fidel, hasta la Victoria Siempre!, Raúl patentizó el sentir del pueblo cubano de continuar apoyando el proceso gestado por el líder histórico de la Revolución.

Hermano de sangre y de luchas, Raúl cerró el multitudinario acto y manifestó conmovido: ante los restos de Fidel, juremos defender la Patria y el Socialismo, y juntos reafirmemos la sentencia del Titán de Bronce, de “quien intente apropiarse de Cuba recogerá el polvo de su suelo anegado en sangre, si no perece en la lucha”.

La permanente enseñanza de Fidel es que sí se puede, que el hombre es capaz de sobreponerse a las más duras condiciones si no desfallece su voluntad de vencer, hace una evaluación correcta de cada situación y no renuncia a sus justos y nobles principios, dijo.

Ese es el Fidel invicto que nos convoca con su ejemplo y con la demostración de que sí se pudo, sí se puede y sí se podrá superar cualquier obstáculo, amenaza o turbulencia en nuestro firme empeño de construir el socialismo en Cuba, o lo que es lo mismo, garantizar la independencia y la soberanía de la Patria, sostuvo.

En otro momento de sus palabras Raúl agradeció las muestras de amor del pueblo cubano, que acompañó a la simbólica Caravana que trasladó las cenizas del Comandante en Jefe, las cuales descansarán definitivamente en el Cementerio Santa Ifigenia.

Asimismo, destacó la masividad en las actividades de homenaje póstumo, en las que el pueblo juró fidelidad al concepto Revolución, expuesto por Fidel el Primero de Mayo del 2000, y se mostró impresionado por la presencia de las nuevas generaciones que reafirmaron su disposición de continuar los ideales de su eterno líder.

En un recuento sobre la visión de futuro de Fidel, el General de Ejército mencionó cómo él predijo, con más de dos años de antelación, la desaparición de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas.

La autoridad de Fidel y su relación con el pueblo, aseguró, fueron determinantes en la heroica resistencia del país en el llamado período especial, al tiempo que rememoró la manera de afrontar los retos de esta etapa, marcada también por el férreo bloqueo imperialista y las campañas mediáticas dirigidas a sembrar el desánimo entre la ciudadanía.

En correspondencia con la determinación de Fidel de no emplear su nombre o figura para denominar sitios públicos, o erigir en su memoria monumentos, bustos, estatuas u otras formas similares de tributo, el General de Ejército anunció que en la próxima sesión del Parlamento se presentará la propuesta legislativa requerida para que permanezca esa voluntad.

Al acto en la Plaza de la Revolución Antonio Maceo asistieron santiagueros, de las demás provincias orientales y Camagüey, dirigentes cubanos, dignatarios y personalidades de diversas partes del mundo, organizaciones y amigos de Cuba.

Intervinieron Ulises Guilarte de Nacimiento, en nombre de los trabajadores cubanos, quien afirmó que Fidel es un gigante político, y Rafael Santiesteban, en representación de los campesinos cubanos, el que afirmó: Fidel siempre estarás presente y te seguiremos viendo con cariño en cada amanecer, entre palmas, llanos y montañas.

Continuaremos la marcha indetenible, con confianza y optimismo, cumpliendo con el deber patriótico de producir para el pueblo.

Otro de los oradores fue el general José Antonio Carrillo Gómez, por la Asociación de Combatientes de la Revolución (ACRC), cuyas palabras ratificaron que la ACRC seguirá consolidando la unidad entre los combatientes de las distintas generaciones, “la mejor la mejor forma de rendir tributo a Fidel es mantener la unidad”, remarcó.

El coordinador nacional de los CDR, Carlos Rafael Miranda, aseguró que “Fidel está en lo más puro de todos nosotros, en esa capacidad de dar amor que ha llevado al sacrificio a tantos cubanos dispuestos incluso a ofrendar la vida por una causa noble”.

En representación de las mujeres cubanas, habló en el acto, Teresa Amarelle, secretaria general de la FMC, y subrayó que con la Revolución “por primera vez las mujeres cubanas fuimos protagonistas de nuestros propio destino” agregando: Fidel, nos sumaste a tus ansias de justicia e igualdad, nos impulsaste a unirnos y organizarnos. La mujer fue una Revolución dentro de la Revolución.

El poeta Miguel Barnet, presidente de la UNEAC, al intervenir en el acto destacó que Fidel fue un incansable luchador por la paz y contra la demagogia y el populismo. Su ética lo convirtió en un paradigma, con un pensamiento y acción sin precedentes en el continente latinoamericano. Nada lo detuvo. Desde siempre fue artífice de la unidad. Ni su más acérrimo enemigo pudo vencerlo, agregó.

“Fidel articuló de manera armónica el pensamiento bolivariano, martiano y marxista lo que le dio a la Revolución Cubana una proyección de unversalidad única en el mundo”, y añadió que su capacidad movilizadora no tuvo procedente en la historia de Cuba.

Jenifer Bello Martinez, la presidenta de la Federación de Estudiantes Universitarios expresó: Fidel dejó en nosotros el aliento para seguir existiendo, batallando. En la universidad cubana Fidel dejó su huella imperecedera. “Fidel está y estará porque Comandante en Jefe somos todos. No dejaremos caer jamás la espada y la bandera, ¡los estudiantes no le fallaremos!”

Otra oradora fue Susely Morfa, primera secretaria de la UJC, quien recordó que ser antimperialista es esencia de nuestras luchas históricas, “nos vienen a la mente imágenes de un líder que nos llena de orgullo y satisfacción, al cual queremos parecernos”, manifestó señalando: Nuestro querido Fidel marcha a la inmortalidad y hoy, sobreponiéndonos al dolor ratificamos que las nuevas generaciones no renunciaremos jamás a su legado.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Fidel Castro Ruz, Raúl Castro Ruz. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s