Cuba no renunciará a sus principios (+discurso)

El presidente cubano indicó que mientras persista el bloqueo y la ocupación de Guantánamo no podrá haber relaciones normales con Estados Unidos.

El presidente cubano, Raúl Castro, demandó hoy el cese del bloqueo económico, comercial y financiero que por más de cinco décadas impone Washington y tanto daño y privaciones ocasionan al pueblo, enfatizó.

Al intervenir en la sesión de Alto Nivel de la XVII Cumbre del Movimiento de los Países No Alineados, con sede en isla de Margarita (estado insular de Nueva Esparta), el mandatario condenó esa hostil medida, que también afecta a otros países por sus alcances extraterritoriales.

En su intervención demandó además la devolución a la soberanía de Cuba del territorio ilegalmente ocupado por Estados Unidos de la Base Naval de Guantánamo.

El dignatario precisó que tras 21 meses de haber anunciado con el presidente Barack Obama el restablecimiento de relaciones diplomáticas, hay avances sobre todo en el ámbito diplomático y de la cooperación mutua, pero reconoció que no son iguales en la esfera económica y comercial, debido al limitado aunque positivo alcance de las medidas adoptadas por la Casa Blanca.

Para sostener nexos normales con Estados Unidos, precisó, además del cese del bloqueo y la devolución de Guantánamo, es necesario que se ponga fin a otras políticas lesivas a la soberanía de Cuba, como programas subversivos e injerencistas.

Ratificamos la voluntad de sostener relaciones de convivencia civilizada con el Gobierno de Estados Unidos, pero Cuba no va a renunciar a un solo de sus principios, ni a realizar concesiones inherentes a su soberanía e independencia, apostilló.

También dijo que Cuba se mantendrá firma en la defensa de sus ideales revolucionarios y antimperialistas y en el apoyo a la autodeterminación de los pueblos.

En otra parte de su intervención, el jefe de la delegación cubana a la XVII Cumbre de Mnoal ratificó el compromiso con los principios de la Carta de Naciones Unidas y el derecho internacional, cuando en enero de 2014 en La Habana los jefes de Estado o de Gobierno de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños suscribieran la declaratoria de esa región como territorio de paz.

Al respecto manifestó su incondicional respaldo al gobierno y pueblo venezolano, a la unión cívico-militar y al presidente Nicolás Maduro, cuya nación es blanco de crecientes ataques a su soberanía y autodeterminación, agregó.

Asimismo rechazó el golpe de Estado parlamentario judicial perpetrado contra la presidenta brasileña Dilma Rousseff, lo que consideró un acto de desacato a la voluntad soberana del pueblo que la eligió.

Por otra parte, estimó inaceptable que el pueblo palestino continúe siendo víctima de la ocupación israelí y la violencia; que la potencia ocupante impida la creación de un Estado independiente con Jerusalén Oriental como su capital.

El dignatario reiteró que Colombia contará con todo el respaldo de Cuba para avanzar en el difícil camino de los acuerdos de paz justa y duradera que merece su pueblo.

También se solidarizó con la demanda de Puerto Rico a favor de su autodeterminación y explicó que todos los intentos por garantizar la autodeterminación del pueblo sarahui se han frustrado, lo cual requiere de la acción de la comunidad internacional.

Cuba también se solidarizó con el reclamo de Argentina sobre las Isla Malvinas, Sandwich del Sur y Georgias del Sur, comunicó.

En su discurso, el mandatario del país caribeño explicó que la No Alineación significa para Cuba la lucha por modificar radicalmente el orden económico internacional impuesto por las grandes potencias que ha conducido que 360 personas posean una riqueza anual superior a los ingreso del 45 por ciento de la población mundial.

En ese sentido, deseó éxitos al presidente Maduro y a Venezuela por la presidencia rotativa de Mnoal y ratificó que la unidad y la solidaridad en defensa de los objetivos e intereses de sus 120 países miembros es la única alternativa ante los enormes peligros y desafíos que tiene la comunidad internacional.

Discurso de Raúl Versiones

Taquigráficas – Consejo de Estado)

Estimado compañero Nicolás Maduro Moros, Presidente de la República Bolivariana de Venezuela;

Jefes de Estado y de Gobierno;

Estimados Ministros, delegados e invitados;

Señoras y señores:

Somos 120 Estados No Alineados y contamos, además de los Principios de Bandung, con la Declaración sobre los Propósitos, Principios y el Papel del Movimiento de Países No Alineados en la Coyuntura Internacional Actual, aprobada en la XIV Cumbre en La Habana. No puede subestimarse nuestra enorme fuerza cuando actuamos concertadamente.

En la propia Cumbre, en 2006, rechazamos los intentos de “cambio de régimen” y llamamos a garantizar que todo país se abstuviera de recurrir a la agresión y al uso de la fuerza.

También en La Habana, en enero del 2014, los Jefes de Estado y de Gobierno de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC), con la firma de la Proclama de América Latina y el Caribe como Zona de Paz, reafirmamos el compromiso con los principios de la Carta de las Naciones Unidas y el Derecho Internacional; con la solución de diferencias de forma pacífica y el pleno respeto al derecho inalienable de todo Estado a elegir su sistema político, económico, social y cultural como condición esencial para asegurar la convivencia entre las naciones.

Sin embargo, somos testigos de los crecientes ataques a la soberanía y autodeterminación de Venezuela. Cuba reafirma su incondicional respaldo al gobierno y pueblo venezolanos, a la unión cívico-militar y al presidente constitucional Nicolás Maduro Moros (Aplausos).

Rechazamos enérgicamente el golpe de Estado parlamentario-judicial en Brasil contra la presidenta Dilma Rousseff, que constituye un acto de desacato a la voluntad soberana del pueblo que la eligió con más de 53 millones de votos.

La hermana Colombia tendrá todo el apoyo de Cuba para avanzar en el difícil camino de la implementación del Acuerdo y la consolidación de la Paz justa y duradera que merece su pueblo.

Expresamos nuestra confianza en que el pueblo de la República Árabe Siria será capaz de resolver sus diferencias por sí mismo, sin injerencias externas dirigidas a promover un cambio de régimen.

Compañero Presidente:

Resulta inaceptable que todavía el pueblo palestino continúe siendo víctima de la ocupación y la violencia, y que la potencia ocupante siga impidiendo la creación de un Estado palestino independiente con Jerusalén Oriental como su capital.

Todos los intentos de garantizar la autodeterminación del sufrido pueblo saharaui se han frustrado, lo que requiere la acción de la comunidad internacional.

Nos solidarizamos con la histórica demanda del pueblo puertorriqueño en pro de su autodeterminación e independencia.

Respaldamos también el reclamo de la República Argentina sobre las islas Malvinas, Sandwich del Sur y Georgias del Sur.

Estimado compañero Maduro:

Para Cuba, la no alineación significa la lucha por modificar radicalmente el Orden Económico Internacional impuesto por las grandes potencias, que ha conducido a que 360 personas posean una riqueza anual superior a los ingresos del 45% de la población mundial. La brecha entre países ricos y pobres crece. La transferencia de tecnologías del Norte al Sur es una aspiración esquiva.

La globalización favorece fundamentalmente a un selecto grupo de países industrializados. La deuda de los países del Sur se multiplica y suma más de 1 700 millones de millones de dólares.

Dos mil novecientos millones de personas son empujadas al desempleo y la pobreza extrema; millones de niños mueren cada año por causa del hambre y de enfermedades prevenibles; casi 800 millones de personas no saben leer ni escribir, mientras más de 1,7 millones de millones de dólares se dedican a gastos militares.

La no alineación significa también la lucha por eliminar las brechas del conocimiento y por el uso de las tecnologías de la información y las comunicaciones en pro del desarrollo y la cooperación. Rechazamos su creciente militarización y uso agresivo contra terceros países.

El cambio climático se agrava y persisten en los países desarrollados patrones irracionales de producción y consumo que amenazan las condiciones de existencia de nuestra especie.

La realización de los derechos humanos continúa siendo un sueño para millones de personas en todo el mundo. Estados Unidos y Europa emplean la manipulación, la doble moral, la selectividad y la politización, mientras oleadas de refugiados se agolpan en las fronteras europeas sin hallarse soluciones justas, estables y permanentes, que protejan su vida y dignidad.

Estimado presidente Maduro:

Han transcurrido 21 meses desde que anunciamos simultáneamente con el presidente Barack Obama, la decisión de restablecer las relaciones diplomáticas entre Cuba y Estados Unidos. Ha habido algunos avances, sobre todo en el ámbito diplomático y de la cooperación en temas de interés mutuo, pero no ha sido igual en la esfera económico-comercial, debido al alcance limitado, aunque positivo, de las medidas adoptadas hasta ahora por el gobierno estadounidense.

Cuba seguirá reclamando el levantamiento del bloqueo económico, comercial y financiero, que tantos daños y privaciones nos causa y que afecta también a muchos países por su alcance extraterritorial; y continuará demandando que se devuelva a nuestra soberanía el territorio ilegalmente ocupado por la Base Naval de Estados Unidos en Guantánamo.

Sin esto no podrá haber relaciones normales, como tampoco será posible si no se pone fin a otras políticas aún vigentes que son lesivas a la soberanía de Cuba, como los programas subversivos e injerencistas.

Ratificamos la voluntad de sostener relaciones de convivencia civilizada con Estados Unidos, pero Cuba no va a renunciar a uno solo de sus principios, ni a realizar concesiones inherentes a su soberanía e independencia (Aplausos). No va a ceder en la defensa de sus ideales revolucionarios y antiimperialistas, ni en el apoyo a la autodeterminación de los pueblos.

Compañero Maduro:

Le deseamos todo el éxito a la hermana República Bolivariana de Venezuela al frente de los Países No Alineados, a la vez que felicitamos a la República Islámica de Irán por su labor en el mandato recién concluido.

La única alternativa ante los enormes peligros y desafíos que tenemos por delante es la unidad y la solidaridad en defensa de nuestros objetivos e intereses comunes.

Muchas gracias (Aplausos).

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Bloqueo, Raúl Castro Ruz. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s